Buenas tardes! Hoy quiero hablar de la libre demanda.

Como sabrán, a la gente le gusta opinar. Y si sos mamá, habrás escuchado muchas opiniones sobre lo que debés hacer o no con tu hijx.

Muchas personas, sin formación alguna en lactancia materna o desarrollo infantil, recomiendan que le des de mamar a tu bebé cada 4hs y 15min de cada teta. Ésto, es famosísimo. Tanto, que hay mucha gente (incluso profesionales desactualizados) que lo siguen recomendando.

Hay algo que a mi me ayudó no sólo a entender por qué esto no es correcto, sino también a poder refutarlo cuando alguien me lo proponía. Te lo comparto.

Los primeros bocetos de relojes (de péndulo, no los solares) se saben hechos por Galileo en el siglo XVII. Alto dato. Ahora los Homo Sapiens, más antiguos, datan de hace 315.000 años. Es decir, venimos amamantando un poquito antes que empiecen a siquiera pensarse en relojes.

Entonces, ¿cómo hacían para amamantar 15 minutos de cada pecho cada 4 horas? Fácil, no lo hacían así!! La única otra forma que tenían de saber cuándo amamantar, era (redoblante) escuchando a la cría!

Entonces, le bebé pide tomar pecho libremente y nosotros ofrecemos ese pecho ante la demanda. Estamos haciendo lactancia a libre demanda!

Y acá es donde viene la confusión, los primeros días, se recomienda que no se dejen pasar más de 3hs entre tomas.

Pero Edda, me dijiste que no mire el reloj y ahora me decís que no pasen 3 horas?

Sí, es una pauta. Nos ayuda a garantizar una buena instalación de la lactancia y una óptima subida de peso del bebé.

Por lo general, si vos estás en contacto piel con piel o por lo menos con tu bebé a upa durante esos primeros días, no van a pasar más de 3hs hasta que la cría misma reclame su teta. 

Te dejo de yapa, estos tips debajo para detectar si el pediatra es prolactancia.

¿Cómo saber si el Pediatra es PRO-LACTANCIA?

– Te da información sobre la lactancia. Y sobre la libre demanda!

– No se va a horrorizar por bebés de más de 1 año o 2 que toman teta. E incluso puede hablarte de lactancia en niños “mayores”

– Conoce grupos de lactancia en la zona o trabaja con puericultoras.

– Promueve el contacto piel a piel de la mamá y su bebé desde el momento del nacimiento. Es probable que te pregunte si se prendió en la sala de partos o por lo menos en la primer hora de vida.

– Cuando el aumento de peso es lento o errático, ofrece alternativas que promuevan la lactancia. Dejando la leche de fórmula como última opción.

Espero te sirva y si te nace, compartilo!

Abrazo,

Edda!

Y si tenés dudas sobre lactancia podemos coordinar una sesión acá!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: